Posted by on 14/11/2012

En San Pedro Mallo (León) llega la antigua calzada que viene de Librán en dirección a Páramo del Sil, y a ella tenemos que dirigirnos para ir en busca de “La Cueva”, con pinturas rupestres casi desconocidas por el gran público exceptuando los habitantes de la zona que si saben de su existencia.

Una figura antropomorfa aparece casi imperceptible para la vista en frente de nosotros a la altura de nuestra cabeza. Pero quizás no es la que más nos llama la atención, ya que el protagonismo la adquiere otra figura situada a escasos metros y que parece representar a un hombre con cuernos y rabo, como un pequeño demonio que también puede significar la atribución de poderes faunísticos al hombre en uno de los muchos ritos y fiestas de fertilidad que aquí debieron realizar los primeros pobladores de este valle, puesto que ese “rabo”, también induce a pensar en una figura fálica, la misma que tiene la otra pintura.

Lo que no cabe duda, dejando a un lado todas las posibles explicaciones de esta curiosa pintura, es que representa un patrimonio cultural de alto valor, siendo recomendable una rápida protección por parte de las autoridades.

 

 

blogs.ileon.com/lasendadelhayedo

 

Share Button
Posted in: Arte, En León
Tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies