Posted by on 23/06/2016

La noche del 23 al 24 de junio los gallegos –al igual que en otras zonas de España y del mundo- invocamos al bien y alejamos al mal, deseando que los buenos conjuros nos ayuden hasta el siguiente 23 de junio.

Las brujas despliegan una gran actividad y se producen desde el anochecer y hasta el canto del gallo febriles luchas entre luces y sombras, entre el bien y el mal. De ahí que hasta en el lugar más recóndito se encienda una hoguera como símbolo purificador y protector.

 

Share Button
Posted in: Cultura
Tags:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies