Posted by on 03/11/2012

 

El ya conocido como ‘necroturismo’ es una práctica muy asentada en Europa pero que cada vez tiene más defensores en España. Gracias a este tipo de iniciativas los cementerios españoles ya no solo reciben visitas el 1 de noviembre sino que hay grupos que acuden a apreciar el arte que hay en estos camposantos.

Y es que los cementerios, más allá de su función expresa, son sitios muy ricos en arquitectura y de un gran de interés cultural. Precisamente para fomentar este patrimonio nació la llamada Ruta Europea de Cementerios que se integra en los itinerarios culturales promovidos por el Consejo de Europa.

Esta propuesta pretende promocionar y conservar el patrimonio de los cementerios europeos para concienciar a los ciudadanos de su importancia tanto a nivel artístico, arquitectónico e histórico. La Ruta ofrece visitas guiadas por una red de cementerios establecida por la ASCE (Asociación de cementerios significativos de Europa) entre los que hay 20 cementerios españoles.

Dentro de los cementerios españoles que se incluyen en la Ruta Europea de Cementerios destacamos cinco de ellos que bien merecen una visita:

El cementerio de Monturque en Córdoba, es uno de ellos. Tiene como peculiaridad que alberga en el subsuelo «las Cisternas Romanas», un monumento de 2.000 años de antigüedad en perfecto estado de conservación que está declarado Bien de Interés Cultural y que está situado bajo un camposanto todavía en uso que data del siglo XVI.

El cementerio de San José de Granada es uno de los más visitados en parte debido a su ubicación, muy cerca de la Alhambra. Data del siglo XIX y se ubica en la dehesa del Generalife. Ocupa unos 110.000 metros cuadrados distribuidos en 19 patios.

Otro de los cementerios a destacar es el cementerio de Ciriego en Santander que data del año 1832. En su interior existen una serie de mausoleos y panteones pertenecientes a familias santanderinas, algunas de ellas diseñados por arquitectos de prestigio. La mayoría presentan un estado de conservación satisfactorio, aunque otras están prácticamente abandonadas.

También destaca el cementerio de Polloe en San Sebastián, otro de los camposantos españoles incluidos en la Ruta Europea. Fue construído por José de Goikoa e inaugurado en 1878. Su construcción y las composiciones que numerosos artistas hicieron en los panteones se catalogan bajo una corriente estilística clásica variando en los siglos posteriores. Uno de los más monumentos más destacados es la tumba de Clara Campoamor.

El cementerio catalán de Montjuic fue inaugurado en 1883 gracias a la expansión demográfica y a la fuerza económica de la burguesía barcelonesa. El proyecto fue encargado a Leandro Albareda quien diseñó un ambicioso proyecto basado en cementerios europeos monumentales como el Père Lachaise de París.Albareda consiguió hacer de un terreno de desniveles un espacio racional y organizado. Con el paso de los años se han ido incorporando otros proyectos que han ido pisando el diseño original pero que han hecho de Montjuic una necrópolis inmensa y de gran riqueza.

 


Cemeneterio de Montjuic



rtve.es – 01/11/2012

 

Share Button
Posted in: Muerte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies