Posted by on 30/10/2010

Después de 111 años,  la Comunidad de los Padres Paúles de Villafranca del Bierzo abandonará a finales de octubre la que ha sido su casa en la Pequeña Compostela, un edificio que data del siglo XVII y que en sus tiempos fue el convento de los Padres Jesuitas y se convirtió en seminario para quienes deseaban seguir la senda marcada por esta Misión, San Nicolás el Real, además parte del convento era también hotel. 

En el aire queda el futuro del convento y de la Iglesia de San Nicolás, declarada Bien de Interés Turístico Cultural, y dice adiós un colegio de prestigio ahogado ahora por la falta de seminaristas.

 

 

diariodeleon.es – 19/10/2010

Share Button
Posted in: Arte, En León

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies