Posted by on 23/09/2015

Grimmwelt, un centro de arte dedicado al universo de los hermanos Wilhelm y Jacob Grimm ha abierto sus puertas recientemente en la ciudad alemana de Kassel, donde residieron entre 1798 y 1841 los célebres filólogos que dedicaron su vida a recuperar la literatura oral heredada de la fantástica Edad Media con sus brujas, enanos y hadas.

Recopilando para su obra los «Cuentos de la infancia y del Hogar» (Kinder- und Hausmärchen) publicados por primera vez en 1812, crearon todo un universo mitológico de leyendas e historias de periodos más cercanos al salvaje mundo medieval que al racional S. XIX, que pronto se convertirían (suavizándose) en todo el acerbo cultural de niños de toda Europa, sustituyendo el ocasiones la rica mitología local.

Destacan cuentos como:  Juan sin miedo ,  El lobo y las siete cabritillas , Rapunzel , Hansel y Gretel , El sastrecillo valiente , La Cenicienta , Caperucita Roja , Los músicos de Bremen , Pulgarcito , La Bella Durmiente del Bosque , Blancanieves o El enano saltarín (Rumpelstiltskin).
Gran parte de ellos a demás de popularizarse por los libros, lo han hecho a mayor nivel al ser tomados por la factoría Disney como modelos para algunas de sus historias infantiles más populares.

Muchos de los cambios a través de las ediciones se debieron probablemente a que no eran como tales infantiles, y había que suavizarlos para adaptarlos a ese tipo de público, cambio como transformar malas madres en malvadas «madrastras» (como en Hansel y Gretel o en Blancanieves), se eliminaron las referencias sexuales (claras en ejemplos como Rapunzel que era «visitada» en su torre por el príncipe o la roja capa de Caperucita), los niños eran robados o secuestrados (aunque en los cuentos ariginales simplemente eran vendidos a cambio de comida, como nuevamente Rapunzel).

Aunque la violencia no se redujo, incluso aumentó cuando se trataba de castigar a los villanos. En el caso de la violencia el caso es curioso, los villanos suelen morir o por lo menos ser duramente castigados, aunque de forma menos «salvaje» que en los originales (desmembramientos, enterrados vivos, arrojados al fuego, arrancados los ojos) pero el resto de violencia se omite (hermanos que se matan por el amor de una mujer, automutilaciones para «entrar» en un diminuto zapato de cristal).

Historias infantiles para que los niños se vayan a la cama que en sus versiones originales eran pesadillas que impedirían que estos pegaran ojo toda la noche.

Share Button
Posted in: Magia, Mitología

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies