Posted by on 19/03/2012

Cometió más de 600 golpes y su objetivo eran iglesias y conventos de toda Europa, aunque fue en nuestro país donde reunió algunos de sus botines más valiosos. Cumplió condena en la cárcel, se le conoce como Érik el Belga y ahora reúne sus andanzas en un libro, «Por amor al arte».

 

 

rtve.es/alacarta/erik-belga-reune-andanzas-libro-amor-arte

 

Share Button
Posted in: Arte

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies